Martes, Agosto 22, 2017
   
Text Size

Buscar

El Paidós realizó 14.253 actuaciones con menores en 2016, 310 identificaciones por beber alcohol

 

paidos

El Grupo de Menores de la Policía Local de León (Paidós), creado en junio de 2008, realizó el pasado año 79 intervenciones por consumo y tenencia de bebidas alcohólicas, identificando a 310 chavales. 

 

 

 

 El concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de León, Fernando Salguero, ha destacado esta mañana la labor que realiza uno de los servicios más reconocidos dentro de la Policía Local, el Grupo de Menores ‘Paidós’, “el instrumento más próximo y eficaz para la protección de los menores en nuestra ciudad. Un servicio que colabora directamente con las familias e instituciones, especialmente los Juzgados y la Fiscalía de Menores, la Consejería de Familia y Educación de la Junta de Castilla y León o la propia Concejalía de Bienestar Social, entre otras instituciones”.

Paidós (‘niño’ en griego) fue el nombre elegido en junio de 2008 para poner en marcha el Grupo de Menores de la Policía Local de León. Nueve agentes, ocho policías y un oficial, se encargan desde entonces de la atención, la protección y la vigilancia de los menores de 18 años en la ciudad. Salguero añadía que éste es un grupo especializado que “realiza también una importante labor pedagógica, como las charlas en los centros educativos para lo que se editó la  ‘Guía para la mejora de la convivencia y la seguridad’, que es presentada a  cientos de escolares cada curso”.

Menores y alcohol

Paidós identificó el pasado año a 310 menores por beber alcohol en 79 intervenciones. Una cifra que destaca en las 14.253 diversas actuaciones que se llevaron a cabo, 87 de ellas casos de absentismo escolar y 6.157 vigilancias en colegios, zonas de ocio, botellones, etc. Las sanciones por beber alcohol son de 150 euros, que el Ayuntamiento de León permite sustituir por cuatro horas de ‘trabajos para la comunidad’ en el Coto Escolar o en el Vivero Municipal y así aminorar la carga para los padres.

El oficial jefe de Paidós, Santiago Llamazares, ha destacado la pronta edad de inicio en el consumo de alcohol: 12-13 años, en el caso de las chicas; y14-15, en el caso de los chicos. Además ha explicado que una de las medidas más contundentes para rebajar los casos de ingesta de alcohol es la localización de los padres para que se hagan cargo de sus hijos.

En el caso de los botellones, la Policía Local suele detectarlos a través de las ‘quedadas’ en las redes sociales, de las denuncias vecinales o por la vigilancia de las propias patrullas. Los lugares van cambiando debido a este control policial. En estos casos, tras comprobar que ningún chaval necesita una asistencia médica urgente, los agentes intervienen el alcohol: las botellas abiertas se vacían y se tira el vidrio al contenedor y las que se recogen cerradas se trasladan al Cuartel de la Policía Local, donde de forma periódica se destruyen cantidades ingentes de alcohol.

En cuanto a los menores, el intendente jefe, Martín Muñoz, señaló que “siempre se entregan a los padres. Se les localiza por teléfono y en algunas ocasiones se les traslada al domicilio familiar, teniendo los progenitores que firmar la ‘entrega’ del chaval con los motivos que han llevado a esa situación. En el caso de que el menor se encuentre en mal estado, los propios policías le trasladan al Hospital de León para recibir asistencia sanitaria, pero siempre comunicándoselo a los progenitores o tutores”.

En cuanto a las sanciones, “éstas se derivan de la actuación de alguna de las patrullas de la Policía Local que comprueba los hechos. Se identifica al menor y notificamos al domicilio familiar, con el consiguiente expediente sancionador que incluye pliegos de descargo, recurso… Cuando la sanción es firme, el menor puede elegir entre pagar esa cantidad (150 euros para menores y 300 euros para mayores) o pedir la sustitución por ‘trabajos para la comunidad’, que consiste en realizar cuatro horas (ocho horas en el caso de que el joven sea mayor de edad) de diversas labores, siempre con la supervisión de un técnico municipal, en las instalaciones del Coto Escolar o del Vivero Municipal, dependiendo del día de la semana que el menor y los padres elijan”.

Un referente nacional

El Grupo Paidós de la Policía Local de León se ha convertido en un referente a nivel nacional y en la Comunidad, especialmente por la labor formativa e informativa que se realiza en los centros educativos, tanto a alumnos (1.617 en 2016) como a padres (643). Para ello, el propio Llamazares elaboró una ‘Guía para la mejora de la convivencia y la seguridad’. Un manual, actualizado el pasado año para recoger las reformas normativas, que aborda  junto a los temas ya conocidos de los hechos penales y administrativos (la violencia en la escuela, el consumo de bebidas alcohólicas, el tabaco y las sustancias clasificadas o las bandas), asuntos nuevos como la seguridad en la red y la seguridad personal de los menores. 

Escribir un comentario


Normas de uso

- Esta es la opinión de los usuarios, no de econline.es.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.

Código de seguridad
Refescar

Econline Facebook

Tweets Econline

nuestrosblogs
livinglamodaloca
criticadelibros
nofunciona
remaycalla
fraudefiscal

galería fotográfica

Banner