Martes, Agosto 22, 2017
   
Text Size

Buscar

Franquicias. Una oportunidad de negocio


franquicias-1Las franquicias son percibidas como una forma de apostar por tu propio negocio de forma segura y con éxito, probablemente, debido a que el nuevo comerciante tiene la posibilidad de manejar un negocio propio, sin riesgo, a través de un sistema que funciona y da beneficios.

Es importante dar una definición, como explicación: una franquicia es una relación entre dos empresarios independientes para la expansión de un negocio. Por este sistema el empresario que ha desarrollado el negocio (franquiciador) cede a sus franquiciados el derecho de llevar el negocio de acuerdo con el modelo que ha desarrollado a cambio de una contraprestación económica.
Este acuerdo permite al franquiciado utilizar el nombre comercial, con lo que esto conlleva, productos y/o servicios
del franquiciador, patentes, etc., así como de tener acceso a la experiencia desarrollada por la empresa y al sistema de
negocio que ha permitido al franquiciador tener éxito.
Debido a la cantidad de franquicias que existen en la actualidad, éstas se pueden dividir en dos amplios grupos, en primer lugar están las franquicias de productos en sus diferentes variedades como alimentos, restaurantes, productos cosméticos, supermercados o tiendas de ropa y accesorios. Y por otro lado, se encuentran aquéllas dedicadas a los servicios, como talleres mecánicos para automóviles y motocicletas, hoteles, reparación de calzado, agencias de viajes, o salones de belleza entre otros.
Existen multitud de negocios franquiciables y cada día son más, una opción en boca de todos como modelo de negocio. Por ello a continuación, exponemos las ventajas e inconvenientes que supone optar por una empresa de este tipo.

VENTAJAS: franquicias-2
Una franquicia permite aprovechar la experiencia del franquiciador con el negocio, y proporciona una cierta garantía
de que el concepto está funcionando en otras zonas similares, lo que supone que disminuye el riesgo de fracaso por ser un
concepto probado.

Supone menos inversión inicial que un negocio independiente, y además invertir el dinero en una franquicia, supone hacer
una inversión de forma efectiva, ya que el franquiciador habrá
eliminado los gastos superfluos.

Los negocios integrantes de una cadena de franquicias, tienen un mayor poder de compra y negociación que los
negocios independientes, por lo que pueden ofrecer precios más competitivos. Además cuentan con la posibilidad de
realizar más publicidad y hacer, de esta forma, más conocida la marca. Lo que permite aprovechar las ventajas de un gran grupo.

El franquiciador proporciona soporte en la gestión, no sólo inicialmente, sino también durante el transcurso de la relación
de franquicia. Lo que permitirá al franquiciado disfrutar de la experiencia del franquiciador para solucionar cuantas dudas
o problemas puedan surgir.

Una franquicia bien planeada va a permitir no quedarse desfasado porque el franquiciador irá adaptando el concepto y
al mismo tiempo irá proporcionando nuevas oportunidades de negocio, por lo que el negocio estará en continua evolución.
Si eliges montar una franquicia, encontrarás todo el apoyo necesario al iniciar la actividad, incluyendo la elección del
local adecuado, la formación inicial en los aspectos clave del negocio y una estrategia efectiva de marketing para el
lanzamiento.

Un franquiciado se beneficia de comerciar bajo una marca conocida que le va a permitir atraer clientes a su establecimiento desde el primer momento. Por ello, es importante que esta marca tenga un reconocimiento entre los clientes potenciales y esté asociada a productos y servicios de calidad.
DESVENTAJAS:
Montar una franquicia, supone tener menor rentabilidad potencial por los pagos al franquiciador. En cualquier caso, el franquiciado remunerará al franquiciador por sus servicios con un pago periódico, normalmente relacionado con la
facturación. Por lo tanto, un negocio independiente puede ser en teoría más rentable, ya que no cuenta con estos pagos en
la cuenta de resultados.

Una relación de franquicia significa comerciar según el sistema del franquiciador. En gran parte el éxito del franquiciado va a depender de su correcta gestión, de su adecuada financiación y de la evolución correcta que haga el franquiciador de su negocio. El riesgo no existe solamente respecto a la gestión directa que haga el franquiciador, sino también de lo que puedan hacer otros franquiciados, ya que afectará inevitablemente al prestigio de la marca. Por lo tanto el franquiciador es también responsable de controlar que todos los franquiciados operan conforme a los estándares de calidad de la cadena. Lo que supone que el franquiciado esté en continuo peligro debido a la mala gestión del franquiciador.

Una relación de franquicia proporciona el derecho, pero también la obligación de gestionar un negocio de acuerdo
con el modelo del franquiciador. Esto es totalmente razonable para poder conseguir una homogeneidad entre todos los
establecimientos de la cadena. Lo que supone menor libertad, perdida de independencia y creatvidad para el franquiciado, ya que está obligado a pasar controles por parte del franquiciador, así como a seguir unas pautas marcadas por éste.

Escribir un comentario


Normas de uso

- Esta es la opinión de los usuarios, no de econline.es.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.

Código de seguridad
Refescar

Econline Facebook

Tweets Econline

nuestrosblogs
livinglamodaloca
criticadelibros
nofunciona
remaycalla
fraudefiscal

galería fotográfica

Banner