Martes, Junio 27, 2017
   
Text Size

Buscar

Lolo. Sonrisas y lágrimas

Lolo_ILolo sangra realidad cada día en forma de viñeta. Para conseguirlo, ha tenido que imaginarse desde la vida de una monja hasta pornografía ajena. Enamorado de la libertad y reacio a que le cuiden, el dibujante leonés perfila cada día una sonrisa amarga en las retinas de quienes se asoman a sus dibujos. Si llora mientras dibuja nadie puedo verlo, sus gafas lo impiden.

Lolo, ¿qué es el humor?

¡Pero a ver! ¿Esto es un examen o es una entrevista? ¿Que qué es el humor?, pues lo único que nos diferencia de los animales quitando las hienas, ya sabes que las hienas se ríen mucho, pero no hacen el amor nunca, comen mierda y encima se ríen, así que son un poco como el ser humano. Pero ya en serio, el humor es algo espiritual, es un concepto puramente humano. El humor es innato en el ser humano.

Y… ¿estamos faltos de humor?

Por eso nos morimos tan pronto. La gente se muere pronto porque no tiene sentido del humor. Yo creo que muchos problemas físicos y mentales se producen por falta de humor. Una persona que sonríe afronta mejor la vida.

¿Cómo has llegado hasta aquí?

Pues por la carretera, andando desde la casa de cultura de Armunia. ¡Es que soy humorista, no te enfades! Todo ha sido cuestión de suerte, de estar en el momento justo en el sitio apropiado. Yo me crié en el mundo de los cómics más que del humor y, cuando empecé a dibujar coincidió que un amigo, Jesus Egido, que trabajaba en el Diario de León me ofreció la posibilidad de probar en el periódico. Yo hacía mi vida normal, estudiaba para letras, cambié a Biología y por culpa del dibujo lo dejé todo. Menos mal, ahora sería un biólogo en paro o como Ana Obregón. Durante aquellos años hacía trabajillos para el mundo de la publicidad y para imprentas y así fue como comenzó un poco todo.

Y de la publicidad, ¿qué te quedó?

Pues… el vendernos. Hay que saber venderse en estos días. La publicidad busca el trasfondo y sin publicidad no se puede hacer nada.

Pero qué es primero, ¿la independencia o llenar la nevera?

Yo lo que hago es llenar la nevera siendo independiente.

¿Se puede?

Sí cuesta ¿eh?, cuesta mucho, son muchas horas sin dormir, muchas horas de trabajo, de buscarte la vida, por eso la publicidad es muy importante. Y también son muchos palos, muchas cosas que no te salen, pero bueno, tienes la libertad y estas ahí.

¿Incluso trabajando para un medio se puede ser independiente?

Las líneas editoriales sabes que imprimen carácter, pero llevo 30 años y lo único que me condiciona es la hora de entrega, que es lo que me mata. Ando siempre asfixiado porque mi mente es de noche, tengo los biorritmos cambiados.

¿Cuándo los cambiaste?

Desde que estudiaba, desde jovencito, que me gustaba más la noche que el día. No te llaman por teléfono, nadie te molesta, estás en total silencio y la noche es tuya y tú eres la noche.

Lolo_II¿Te sientes reconocido o aún tienen que morir los grandes para ello?

No, una cosa es el mundo de la pintura y el mundo de las grandes galerías y otra somos los dibujantes de provincias y de a pie. Yo quería trabajar por lo mío y si me muero y no me ponen una calle, me la
suda. Nunca me ha preocupado el llegar a más. Estoy a gusto haciendo lo que me gusta y el reconocimiento no me importa porque eso no llena la nevera.

¿Y cuándo sabes que una viñeta es buena?

Pues no se sabe nunca. Me hace gracia porque nada más que hago una viñeta la olvido y a veces me dicen ¡ay que chiste más bueno!, y digo, ¿cuál?, y no se acuerda ni Dios. Se acuerdan que les ha hecho gracia, pero no de la viñeta. En realidad no me importa, sólo intento que quien la vea pase un rato agradable, porque no busco trascendencia en nada.

¿Crees que tus viñetas son un puñetazo envuelto en celofán?

Son un puñetazo porque por desgracia lo que es bueno no hace gracia, sólo hace gracia lo negativo, lo malo, entonces son los temas que tocamos, Fernández Ladreda, Michaisa, etc. Yo puedo estar a favor o en contra, pero a veces tengo que ponerme del otro lado, exagerarlo, llevarlo al surrealismo y habitualmente me pongo en contra de todo. El sistema no está muy bien, no es normal que elijamos una persona para que nos ordene y encima paguemos por ello. Las democracias son pequeñas dictaduras que tú escoges para que luego ellos hagan lo que les dé la gana.

¿Y cómo es la viñeta de ese mundo feliz para Lolo?

Es muy sencilla, es un país románico totalmente. Todo lo simple es lo verdadero. El primer personaje de esa viñeta sería un señor que se llamara Sin Apegos.

¿Tú no le tienes apego a nada?

Sí tengo, pero lo estoy dejando. Los apegos vienen por culpa del ego. Cuanto más ego, más apego, y los apegos nos esclavizan y generan conflicto. La gente se enamora para recibir cariño, nunca nos enamoramos para dar sin recibir nada. Nunca hay un cariño aplastante que digas ¡mira, toma lo que tengo y haz lo que te dé la gana! Nos dan un tiempo para vivirlo, para disfrutarlo, para tener buen humor y para pasarlo bien, ¿por qué estamos siempre tan liaos?

¿Por qué crees que pasa?

Pues porque somos muy animales en el fondo. Es como si aquello que pensamos no fuera con nosotros, de lo contrario las personas serían generosas. No soy capaz de comprender cómo alguien puede ser multimillonario cuando no lo necesita y, además pasarse la vida peleando por ello.

¿Haces reír a los demás para no llorar tú?

Lo que hago sale de mí, sin más ni más, me sale. Pero sí, también hago reír en parte por no llorar yo, ¿por qué no?

¿Quieres hablarnos de algún referente?, ¿de dónde sale este Lolo?

Yo me crié en el mundo de los cómics. Mi padre era interventor de la Renfe y cuando iba de viaje traía revistas como El Papus, Hermano Lobo, La Codorniz… Conocí ese mundo del humor a pesar de la censura. Cuando muere Franco y empiezan a venir los cómics de importación, vi que el mundo del dibujo no sólo era eso, si no que había historietas y cómics. Entonces me crié en un cambio que me pareció genial, que culturalmente fue bestial, fue de estar ataos a estar sueltos. De aquella, aluciné mucho con un tal Moebius. Con la primera historieta que quedé flipao era de un detective que se le veía meando, echando un polvo y yo me decía ¡coño pero esto existe! Aquello fue un despertar. Ahora ya no tengo tanta influencia, me gusta el cómic histórico.

¿Qué viñeta queda en Lolo de aquellos años grises de la dictadura?

No eran tan grises, es como un pájaro que está en una jaula y sólo ha visto la jaula, pues está contento dentro ella. La putada es cuando se abre la puerta y sale, ese momento sí influye. Yo soy una persona normalucha y tampoco me afectó, pero personas como Zapatero quedaron traumatizadas y ahora están en contra de todo aquello que gire a la derecha. A mí me da igual la derecha que la izquierda, tenemos un tiempo y se acabó. Para que te hagas una idea, no tengo ni equipo de fútbol.

¿Ni siquiera de la Cultu?

Sí, sí, soy de la Cultu, del Ademar y del Baloncesto León, porque soy leonesista.

Pero si antes dijiste que no había que tener apegos…

Sí, pero una cosa es tener apegos y otra es defender lo que te gusta. Yo he trabajado en Madrid, en Gijón, en muchos sitios y la verdad que aquí tengo las raíces. Hombre, dije que estaba dejando los apegos, no que no los tuviera, yo no soy Buda, pero sí tengo apego a las raíces. No es que me vaya a morir, a mí me da igual que me entierren en Valladolid, te lo juro, lo que sí me gusta es que León sea algo en el mapa nacional.

¡Lo es!

No, no lo es. De ser un Reino hemos pasado a ser una subsede de un sitio que se llama Valladolid. Yo no tengo apegos materiales, porque me dan igual, si alguien necesita todo lo que tengo pues que se lo coja, pero sí que tengo unos apegos que van inscritos en tu memoria genética como defender a la familia, a tu tierra, aunque sé que ahí nace el conflicto.

Lolo_III
¿Qué problema tiene entonces León?

La gente, el mal vino y el pimentón… Primero no sabemos vendernos, no somos cooperativistas, no somos generosos con nosotros mismos, no nos unimos para nada. Un típico leonés, como decía Trapiello es un jambo detrás de una sebe atisbando. Critica pero no hace. Yo no tengo endogamia, no odio, pero defiendo lo mío.

Si tuvieras que hacer una viñeta del León que te mola, ¿cómo sería?

Pues habría un campo vivo donde los pueblos estarían llenos de personas, donde dejaríamos la ciudad porque la ciudad es un manicomio. Sería una provincia donde la gente viviría a gusto. Para mí la provincia sería perfecta con sus bosques bien cuidados, sería una viñeta con mucha naturaleza y con menos legislación. Ahora estamos en un momento en que todo se legisla, ¿para qué? El secreto es no ser egoísta, dejar
los apegos a un lado y compartir, no hay más, ¡si es que es un truco cojonudo!

Comentarios  

 
+1 #2 daniel paniagua díez 21-08-2011 10:07
Lolo es una persona muy coherente con su manera de ver las cosas. Habla y actua con naturalidad, te gustará o no; pero lo suyo se lo ha currado.
Le mando un saludo para cuando lea esto.
Citar
 
 
+4 #1 mar 27-08-2010 10:46
Qué majete es este Lolo. Es un descubrimiento. Me parece un hombre comprometido, coherente e independiente.
Un poco "pasotilla", no?. Pero a mí me gusta.
Citar
 

Escribir un comentario


Normas de uso

- Esta es la opinión de los usuarios, no de econline.es.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.

Código de seguridad
Refescar

Econline Facebook

Tweets Econline

nuestrosblogs
livinglamodaloca
criticadelibros
nofunciona
remaycalla
fraudefiscal

galería fotográfica

Banner