Sábado, Noviembre 25, 2017
   
Text Size

Buscar

La Cueva de Valporquero

 


La Cueva de Valporquero

 

En pleno corazón de la montaña leonesa y oculta bajo el pueblo del que toma su nombre se halla la Cueva de Valporquero. Un capricho que la naturaleza ha ido modelando durante más de un millón de años y que ofrece a los visitantes la posibilidad de descubrir ocultas e increíbles maravillas subterráneas.

Estalactitas, estalagmitas, coladas y columnas de diferentes tamaños, brillos y colores se suceden a lo largo un recorrido de 1.300 metros de longitud conformando una vista espectacular, que incluso se hace más grandiosa en primavera y otoño, con el deshielo y las lluvias que llenan el arroyo de Valporquero, produciendo una peculiar melodía propiciada por el recorrido del agua en el interior de la cueva.

Abierta al público desde el año 1966, la Cueva de Valporquero es el lugar ideal para un día de ocio tanto por su visita a las entrañas de la tierra disfrutando de un paisaje único y privilegiado, como en su agradable entorno natural dotado de todos los servicios destinados a la satisfacción del visitante.

cueva3

 


Qué ver

La Cueva de Valporquero ofrece un recorrido de 2,5 km de ida y vuelta a lo largo de siete salas.

Pequeñas Maravillas. Un lago iluminado da acceso a la primera de las salas donde unas empinadas escaleras marcan el recorrido bajo un techo repleto de finas estalactitas. El colorido es excepcional, desde el blanco puro o traslúcido hasta el rojizo intenso de los óxidos de hierro.

Gran Rotonda.  Es la sala más grande con 5.600 m2 de superficie y 20 metros de altura. La proximidad del medio exterior aún se deja notar y las formaciones son tímidas y escasas. El suelo forma un gran circo atravesado por el cauce del río y solamente transitado en épocas de lluvias.

Hadas.  El acceso discurre paralelo al río por una estrecha galería que culmina en un pequeño mirador. Desde aquí se vislumbra una profunda sima que engulle las aguas del río tras un salto de 15 metros. Durante el verano las cascadas desaparecen, filtrándose por los poros de la roca y creando un ambiente mágico.

Cementerio Estalactítico.  Todo parece indicar que una serie de desprendimientos y sedimentos del río produjeron el taponamiento parcial. El camino se abre paso a través de un suelo repleto de estalactitas y estalagmitas de negruzcos colores que se desparraman desordenadamente, de ahí su nombre.

Gran Vía.  Continuando hacia el interior de la cavidad, nos adentramos en esta espectacular galería donde los estratos calizos afloran verticales, formando un estrecho pasillo de más de 200 m de longitud y alturas que llegan a sobrepasar los 30 metros.

Entrada al Curso de las Aguas. En un recoveco del camino se abre un acceso a esta sala que permite realizar la travesía espeleológica, atravesando galerías y cascadas sin acondicionar por el hombre. Alcanza alturas superiores a los 40 metros y cuenta con los techos más elevados con escasas estalactitas coloreadas que llegan a alcanzar varios metros de longitud.

Columna Solitaria. Casi en el centro de la sala caprichosamente situada, una esbelta columna asciende varios metros hasta perderse entre una multitud de agujas estalactíticas. Parece haber escogido el sitio adecuado, el lugar idóneo para ser admirada y rodeada por cuantos visitantes transiten bajo su techo.

cueva

 

 

cueva2

 

 

cueva4

 

Dónde comer

- Restaurante Las Rocas


- Restaurante La Cueva

 


Dónde dormir

- Hostal Las Rocas

 

 

Para saber más:

www.cuevadevalporquero.es

 

 

Escribir un comentario


Normas de uso

- Esta es la opinión de los usuarios, no de econline.es.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.

Código de seguridad
Refescar

Econline Facebook

Tweets Econline

nuestrosblogs
livinglamodaloca
criticadelibros
nofunciona
remaycalla
fraudefiscal

galería fotográfica

Banner