Jueves, Noviembre 23, 2017
   
Text Size

Buscar

Mamá, tengo sueño!

MAMÁ, TENGO SUEÑO!

Uno de cada 3 niños padecerá  trastornos graves  del sueño, esto afecta de forma clara al bienestar del niño y de sus padres tanto a nivel físico como emocional, cognitivo y social. La importancia de estos es porque son alteraciones  comunes a niños y adolescentes, tienen tratamiento, son prevenibles, y tienden a mantenerse en el tiempo.

¿Por qué es importante dormir?

 La falta de sueño afecta a la capacidad de atención, al estado de ánimo produciendo tristeza, depresión y en los niños irritabilidad, trastornos del comportamiento, hiperactividad.El sueño es necesario para mantenernos sanos.

sueñoportada

¿Cuántas horas necesita dormir un niño?

Todo depende de la edad del niño y de las variaciones individuales, por lo que no hay un número mágico de horas de sueño, cada niño es único y son unas cifras aproximadas. Van desde las 16 a 20 horas de un recién nacido a las 8 a 9 horas de un adolescente.

¿Cuáles son los trastornos del sueño?

Los más frecuentes son el insomnio infantil por hábitos incorrectos y el asociado a trastorno de ansiedad de separación, que son a los que me voy a referir.

¿Insomnio infantil por hábitos incorrectos?

Es la dificultad que tiene el niño para dormirse solo, sin la presencia de los padres y con frecuentes despertares nocturnos durante la noche , es característico un sueño muy superficial, con lo que el mínimo ruido le despierta. Estos despertares nocturnos son normales,  como los padres actúan acudiendo, el niño no es capaz de dormirse solo y sin ayuda.  Todo esto se origina por la falta de adquisición de hábitos a la hora de acostarse.

Ante las dificultades en iniciar el sueño, los padres les acunan, cantan, les dan la mano, el pelo,agua,lo pasean en el coche… consiguen que el niño se duerma, pero el sueño no es continuo y se despierta en múltiples ocasiones,  buscando las tenicas que se han utilizado  de nuevo, a medida que el niño crece va exigiendo nuevas demandas  a la hora de dormirse como: dormir en el sofá viendo  la televisión, en la cama de los padres… todos los intentos no llegan a conseguir el fin que es dormir bien.

Bebé hasta los 6 meses

No tienen sus relojes internos totalmente desarrollados, luego duermen de 16 a 20 horas al día divididas entre el día y la noche. Aproximadamente cada 3 horas se despiertan, necesitan  comer, que le hablen, que le cambien. En una palabra intercambio de afecto cuando el niño está despierto.

En este periodo tienen una fase de sueño activo REM (hace muecas, respira de forma irregular, emite algunos ruidos se mueve) este tipo de sueño es totalmente normal, puede durar de 30 a 40 minutos y no hay que interrumpirlo, luego pasa a la fase de sueño más profundo tranquilo no REM en que el bebe está totalmente relajado y respira profundamente, el bebe va alternando estas fases de sueño hasta que pasadas  3 a 4 horas se despierta.

Dos cosas importantes a tener en cuenta, el bebe capta todas las sensaciones que les transmiten los adultos (papas tranquilos, papas inseguros, inquietos), respondiendo de igual forma. Y que la succión es un reflejo, luego al acercarle algo a la boca  tiende a succionarlo,  lo hacen siempre aunque no tengan hambre , de ahí que si se le da de comer cada vez que succiona se empiezan a crear malos hábitos.

Para ayudarle hay que controlar los estímulos externos (luz, ruido, hábitos sociales) y establecer unas rutinas.

Alimentar al bebe en el mismo lugar, con luz, música, temperatura agradable y mantenerlo despierto durante la toma, hablarle, acariciarle,…, a continuación esperar a cambiarlo y después de un rato ponerlo despierto en la cuna para que vaya durmiendo, durante la noche todo el proceso se hará con  luz tenue y menos estimulos.La madre tiene que seguir los mismos periodos de sueño que el niño.

sueño3

De 6 a 12 meses

Duermen unas 14 horas, tres horas durante el día y de 10 a 11 horas durante la noche. En esta etapa la ansiedad de separación, que es una fase normal del desarrollo, empieza a notarse en el lactante, consiste en llorar cuando se está con personas extrañas, lo importante es saber reaccionar y aprender a superarlo.

Rutinas: Acostar siempre a la misma hora. Si llora dejar al bebe que se calme por sí solo, si no se consigue, tranquilizarle, sin cogerle, e ir prolongando el tiempo de acudir a su habitación. Lo que no hay que hacer es cogerle, encenderle la luz, hablarle, jugar, ni alimentarle. Todo esto lo único que consigue es favorecer los despertares nocturnos.

De 1 a 3 años

La mayoría duermen de 10 a 13 horas por la noche. La ansiedad de separación y las ganas de estar con los padres puede llevar al niño a no querer dormir por la noche. Los padres cometen el error de mantener más tiempo a los niños despiertos pensando que van a estar más cansados a la hora de dormir.

Rutinas: Horarios regulares para la siesta y la hora de dormir. Si ya no duerme la siesta es aconsejable tener un tiempo de relax.

Actividades como leer un cuento, baño, escuchar música relajada, haciendo lo mismo todas las noches, y que no se prolongue más de 5 a 10 minutos. Las pesadillas son frecuentes a esta edad, consolarlo y procurar que vuelva a dormir.

De 3 a 5 años

Necesitan de 10 a 12 horas de sueño nocturno. Es frecuente que ya no necesiten siestas durante el día. Se sustituye por un periodo de tranquilidad o reposo, al dejar las siestas puede adelantarse la hora de acostarse. Siempre con unas rutinas y horario regular que ayudan a conciliar el sueño.

sueño2

Escolar y preadolescente

Necesitan de 10 a 12 horas de sueño. Los problemas a la hora de acostarse pueden ser por los deberes, la televisión, los videojuegos….así como por los horarios familiares, lo principal es mantener el  horario regular para acostarse.

Adolescencia

Necesitan de 8 a 9 horas. En los adolescentes la falta de sueño puede llevar a reducción de la atención, disminución de la memoria, mal rendimiento escolar, mal carácter, uso de estimulantes, accidentes de tráfico. En ellos se suele retrasar la hora de acostarse como la de levantarse debido a que el ritmo circadiano se retrasa.

¿Qué es la melatonina?

Es una sustancia que se sintetiza en la glándula pineal durante las horas sin luz en todos los vertebrados, nos ayuda a regular el ritmo vigilia-sueño. Tiene gran variación de una persona a otra y tiene múltiples funciones tanto a nivel inmune, nutricional, endocrino, cardiovascular.

Actualmente la melatonina se comercializa como un remedio para la gran mayoría de los trastornos del sueño infantil. Por el memento no se disponen de datos de seguridad para el empleo de la melatonina en menores de 3 años,  ni de sus posibles efectos secundarios, a medio y largo plazo, por lo que su uso siempre tiene que ser indicado y supervisado por el pediatra.

 

Econline Facebook

Tweets Econline

nuestrosblogs
livinglamodaloca
criticadelibros
nofunciona
remaycalla
fraudefiscal

galería fotográfica

Banner