Sábado, Noviembre 25, 2017
   
Text Size

Buscar

De Posada de Valdeón a Caín

 

De Posada de Valdeón a Caín

El río Cares tiene la magnificencia de estar al pie de los Picos de Europa y a la vez recibir el vasallaje que le tributan las altas y hermosas cumbres al donarle la riqueza de sus aguas. Los tres macizos, el Occidental o del Cornión con la Torre Santa al frente pero con cordales como el de La Bermeja, el Central o de los Urrielles presidido por el Torrecerredo pero con montañas de alta representación como la Torre del Friero, el Llambrión o el Naranjo de Bulnes, y el Oriental o de Ándara con el Pico Cortés o la Morra de Lechugales, acaban por rendirle pleitesía pues su líquido elemento acaba incrementando el caudal del Cares más de dos mil metros abajo.

Comenzamos nuestra andadura en el centro de Posada de Valdeón (938 m) y desplazándonos entre las casas hacia el oeste cruzamos el puente sobre el río Cares poco después de que este haya recibido al río del Arenal que viene del puerto de Pandetrave por Santa Marina de Valdeón.

 

 

 

escapadas1

Seguimos por un camino carretero, el camino del Bustio, que siempre va acompañado por su derecha, y por debajo, del cauce del río Cares.

Dejamos, también a la derecha el pueblo de los Llanos y poco más adelante el pantano artificial, teniendo siempre a nuestra izquierda, pero muy arriba, la Torre Ciega y las Torres de Arestas, y enfrente a los derrumbres occidentales de la Torre del Friero. Más adelante veremos a nuestra derecha la localidad de Cordiñanes, y una vez rebasada ésta el camino gira a la derecha para alcanzar el asfalto de la carretera por la que descendemos unos doscientos metros hasta alcanzar el Tombo de la Pandiella ubicado a nuestra izquierda.

El mirador del Tombo (830 m) fue inaugurado el 10 de agosto de 1964 y está formado por dos monolitos rocosos rematados uno por un rebeco, simbolizando la vida en los Picos de Europa, y el otro por la rosa de los vientos, todo ello completado con un muro semicircular en el que una panorámica, orientada hacia el Llambrión (2642 m), nos ayuda a interpretar los accidentes geográficos que tenemos enfrente.

Del mismo mirador tomamos el camino antiguo que va a la izquierda de la carretera a la que cruza algo más abajo, después de unas zetas, y por el que continuamos a la derecha y por debajo del asfalto.

Volvemos a salir a la carretera a la orilla de un tramo amplio de ésta, en la zona de la Fuente de Teja Oscura, donde hubo una oficina de información del Parque Nacional, y donde encontramos una fuente.

Ahora tenemos que seguir descendiendo medio kilómetro por la carretera hasta la majada de Sesanes desde donde tenemos que continuar otros doscientos cincuenta metros, también por la carretera para acercarnos al Chorco.

El Chorco de los Lobos, que encontramos a la izquierda, está constituido por un sistema de empalizadas en forma de V que termina en un pozo circular de piedra donde finalmente se capturaba al animal. Desde 1610 existen unas Ordenanzas de Montería que regulan la participación y la función especializada de los vecinos de los seis pueblos que integran el concejo de Valdeón; así había espías, azuzadores, enramadores,…, o sea una estructura precisa para que todo estuviera a punto en su momento. En el último tramo se la empalizada había unos pequeños chozos donde se situaba una persona que no era vista por el lobo e impedía que éste se volviera cuando comprendía que estaba cayendo en una trampa.

Hoy día reconstruido, el Chorco de los Lobos, es una muestra del ingenio que tenían que desarrollar antiguamente para poder sobrevivir los habitantes de algunos lugares para poder sobrevivir.

Volvemos sobre nuestros pasos por la carretera, los últimos doscientos cincuenta metros, hasta las últimas cabañas que acabamos de pasar, que forman la majada de Sesanes, y cruzamos el puente de Nuestra Señora, sobre el río Cares, para acceder la Casería, conjunto de cabañas entre las que se encuentra la Ermita de Corona, cuya virgen es fervorosamente venerada por los habitantes del valle (se sube en peregrinación todos los años, alternativamente a Soto o Posada de Valdeón), y en la que en épocas remotas, y según la tradición, se coronó como rey a Pelayo, en el inicio de la Reconquista en España.

Por las praderas continuamos nuestra andadura pasando al lado de varias cabañas, ahora a la derecha del Cares, hasta que la senda nos conduce al puente de Santiján, que nos lleva a la carretera, al otro margen del río, enfrente de la majada de las Vegas.

Aunque debemos de caminar ahora por el asfalto durante dos kilómetros para llegar a Caín, el camino no se hace nunca monótono, las paredes nos van encerrando y nos conducen a un nuevo puente para cruzar el río Cares: el puente Canceles.


 


escapadas2


 

 


escapadas3


 

 


escapadas4

Más adelante el puente de Piedra nos permite salvar la riega de Moeño que se incorpora por nuestra derecha. Un poco más allá sale a la derecha una estrecha senda que sube al collado del Pando para bajar al otro lado a Caín, atractiva variante en este último tramo, que era la empleada antes de que se hiciera el trazado actual por el que discurre ahora la carretera.

Después de un tramo amplio, debajo de la canal de Moeño, la garganta se estrecha y se retuerce escoltada por verticales murallas y nos deja en la surgencia de la Jarda, que se incorpora por nuestra derecha, y que según la fecha encontraremos seca o con un enorme bullicio de aguas que bajan de forma tumultuosa. Curiosamente no depende de que haya precipitaciones o de que comience el deshielo, el agua fluye por este lugar cuando un complejo sistema de sifones en su cuenca de recepción rebosa y hace que el agua se precipite con violencia.

Al final, y a nuestra derecha dejaremos la majada del Puntial. Sólo nos queda por cruzar  por última vez el río Cares, por el puente Grande, para entrar en Caín (460 m).

Época recomendada: todo el año.

Tiempo necesario: 3 horas.

Desnivel: 480 km, prácticamente todos de bajada.

Recorrido: 9 km.

Por Isidro Rodríguez Cubillas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Normas de uso

- Esta es la opinión de los usuarios, no de econline.es.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.

Código de seguridad
Refescar

Econline Facebook

Tweets Econline

nuestrosblogs
livinglamodaloca
criticadelibros
nofunciona
remaycalla
fraudefiscal

galería fotográfica

Banner