Martes, Junio 27, 2017
   
Text Size

Buscar

Luis del Olmo

eco4-baja-10Luis del Olmo se ve de lejos, tiene talla. A pesar de su tranquila apariencia, el locutor, que lleva detrás de la información más de 50 años, no puede evitar el examen de lo que ocurre a su alrededor; es entonces cuando se manifiesta un cierto nerviosismo en su entorno. A las puertas de la biblioteca municipal de Ponferrada y con motivo del cincuenta aniversario del Instituto de Estudios Bercianos, comienzan a congregarse curiosos, amigos y estudiosos del Instituto y de Luis. Del Olmo saluda y observa.

Luis, ¿cómo ves el periodismo en estos momentos?

Tristemente lo veo muy mal. La libertad de expresión se encuentra muy entrecomillada. Los grandes rotativos son un canto dirigido por los sueños o los dueños de los medios, hablo de los grandes medios, quizá esto ocurre menos en un entorno más local o provincial. Pensé que, después de estos años dedicados a la información, llegaría al final con otras esperanzas que no veo, está muy mercantilizado. En el fondo, estamos manipulando al lector, al oyente, al espectador. Hay muchas presiones políticas y extrapolíticas. Yo continúo haciendo dos horas y media de Protagonistas sin filtrajes en
las llamadas de los oyentes y podría decir que se trata de la única hora de radio española libre en estos momentos.

Entonces, podemos decir que no tienes pelos en la lengua…

Yo a la radio le he dado toda mi vida y ella me ha correspondido con cariño y dinero. Quizá sea uno de los profesionales que más dinero haya ganado con la radio, un dinero que he reinvertido en las ondas y con el que he comprado mi libertad. Gracias a ese dinero, me he convertido en un profesional de la información y formo parte del Consejo de Administración de mis empresas radiofónicas, para asegurarme la libertad con la que me gusta trabajar. Es muy difícil que hoy alguien me censure.

La libertad con la que trabajo es el sueño de muchos profesionales. Si no hubiera reinvertido en la radio y hoy no fuese tan libre, seguramente me habría ganado la expulsión de alguna cadena. En una circunstancia igual otros colegas habrían hecho lo mismo, asegurarse su libertad.

Supongo que ha sido también una cuestión de esfuerzo...

No he trabajado en mi vida. Las horas que le he dado a la radio he sido tan feliz que, ahora que voy de retirada, observo y volvería a repetir lo que he hecho. La satisfacción que siento al decir <buenos días, España> envuelve todos los esfuerzos que haya podido realizar en el trabajo.

eco4-baja-11Ahora que vas de retirada como dices, ¿con qué te quedas?

Con la radio. El día que deje el micro continuaré en el Consejo de Administración de mis empresas, observando y trabajando por la radio hasta que el cuerpo aguante.

Imagina entonces esa última entrevista y que tienes delante a Obama ¿qué pregunta le lanzarías?

Primero le felicitaría por su coraje y después hablaríamos de las dificultades que se está encontrando, incluso dentro de su propio equipo, para desarrollar un sistema sanitario social. Y una vez cerrado este capítulo, le manifestaría mi preocupación sobre las posibilidades de que nos estalle en los morros la guerra nuclear. Luego le llevaría a las Médulas, a visitar algunos monasterios de la zona y, por último, le pediría que probara uno de los caldos de moda que se elaboran en esta tierra.

Y, ¿cómo le contarías que es nuestra provincia?

Reconozco que la añoranza me hace ver lo más positivo de León. Sin ser gallego tengo saudade de mi tierra y necesito pisar León una vez al mes. La provincia podría haber prosperado un poco más, no es la más favorecida de la Comunidad, pero aunque ahora los momentos no son los mejores, cuando tomo el pulso a mis oyentes aprecio respeto, cariño y, sobre todo, ganas de conocer León, que continúa siendo la gran desconocida del turismo. Ahora toca pedir que pase pronto el famoso 2010 y que el nuevo tiempo le dé a León lo que le corresponde.

eco4-baja-14Te veo solidario, ¿con qué te solidarizas?

Hoy me solidarizo con el Instituto de Estudios Bercianos, organismo que ha potenciado el mundo de la cultura en este rincón de León, pero, en general, me solidarizo con la gente de bien, que te mira de frente y que no tiene problemas para salir a la calle y dar un grito de libertad.

Los tiempos de la radio han dejado señales en la estrella radiofónica de la provincia y entonces, sin darnos la marca, notamos que se acabó el tiempo de la entrevista. Luis, como la información de la radio, es fugaz, pero sin necesidad de repetición, nos ha quedado claro que sabe de lo que habla.

Escribir un comentario


Normas de uso

- Esta es la opinión de los usuarios, no de econline.es.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.

Código de seguridad
Refescar

Econline Facebook

Tweets Econline

nuestrosblogs
livinglamodaloca
criticadelibros
nofunciona
remaycalla
fraudefiscal

galería fotográfica

Banner