Sábado, Noviembre 25, 2017
   
Text Size

Buscar

Sin Picardía

Sin Picardía

sinpicardia-nios
sinpicardia-eco11
   

Enuresis

Mamá me hago pis!

La enuresis es la palabra que utilizamos para referirnos a orinarse de forma involuntaria mientras se duerme a una edad en la que el control de la micción ya debería estar establecido, que suele ser a partir de los 5 años.

La denominada enuresis primaria indica que nunca existió control de la micción y la secundaria será cuando existió control de 3 a 6 meses y de nuevo el niño vuelve a mojarse. La más frecuente es la enuresis primaria monosintomática.

La edad en que cada niño establece el control de esfínteres es muy variable, así podemos ver cómo entre el 15 y el 20% de los niños de entre 5 a 6 años continúan mojando la cama y aún en la adolescencia este porcentaje representa al 1%.

Es un trastorno muy frecuente, especialmente en varones, y no diagnosticado, debido a la tolerancia de los padres, que en muchos casos también sufrieron el problema, y no consultan por vergüenza. Hay una minoría de casos en los que existe una causa médica o psicológica, como se presentan en las malformaciones urinarias, diabetes o problemas neurológicos, que quedan excluidos de lo que es la enuresis primaria.

¿Por qué moja la cama y no despierta?

-Es frecuente que exista el antecedente de enuresis en algún familiar

-Algunos niños maduran de forma más lenta y alcanzan el control de esfínteres más tarde

-Debido a una mayor producción de orina durante la noche

-La capacidad de la vejiga es menor durante la noche que durante el día

-En estos niños existe una alteración en el mecanismo de despertarse aunque la vejiga esté llena

¿Qué puede hacer la familia?

-Lo principal es que los padres entiendan que es un proceso madurativo no controlable por el niño y que hay que evitar conductas agresivas, es decir, no enfadarse ni castigar al niño.

-Explicarle que hay más niños como él que mojan la cama y que esto se le pasará.

-Deben orinar siempre antes de acostarse y evitar la toma de líquidos.

-Usar un protector de colchón, no usar pañal.

-Cuando el niño esté motivado y quiera remediar el problema, debe tener una participación activa, hacer un calendario de noches secas y mojadas con pequeños premios o recompensas. Animarlo es muy importante para que se enfrente al problema.

¿Cuándo acudir al pediatra?

-Consultar si el niño esta preocupado por su enuresis.Existen tratamientos eficaces que pueden ayudarle.

eco11baja_Pgina_65_Imagen_0001

-Si el niño es mayor de los 6 - 7 años.

-Cuando aparece de nuevo enuresis en un niño que no mojaba la cama.

-Si orina más de lo habitual o tiene mucha sed o si pierde peso.

-Si el chorro de orina es fino o hay un goteo continuo.

¿Cómo se trata?

Lo fundamental para iniciar el tratamiento es que el niño esté motivado y que los padres estén dispuestos a colaborar, siempre ayudados por el pediatra.

-Entrenamiento vesical, que explica información sobre el funcionamiento de la vejiga, y se dan normas sobre la cantidad de líquidos que beben y la eliminación de orina y heces antes de dormir, esto es útil sobre todo para niños que orinan pocas veces.

-Las alarmas son unos dispositivos que pitan o vibran con las primeras gotas de orina y modifican el mecanismo de despertar cuando la vejiga está llena. Hay múltiples dispositivos con diferentes tamaños y sonidos. Éstos exigen un esfuerzo y colaboración por parte de los padres y del niño. La duración del tratamiento a veces es de 6 a 15 semanas.

-Tratamiento farmacológico, puede ser útil en determinados casos, el fármaco mas empleado es la desmopresina que disminuye la producción de orina durante la noche.

   

Sin Picardía

sinpicardia10-nios
sinpicardia10-texo
   

Obesidad y alimentación

La obesidad se considera como la EPIDEMIA DEL SIGLO XXI. Es el trastorno nutricional mas frecuente en la población infantojuvenil.

Se considera un problema de salud pública mundial debido al aumento alarmante en los últimos años, unido al cambio en los estilos de vida de la población que incluyen el sedentarismo y el aumento en la cantidad de calorías que se ingieren.

La obesidad se asocia con niveles de tensión arterial y triglicéridos elevados, resistencia a la insulina y mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

eco12baja_Pgina_65_Imagen_0001

"La obesidad esta considerada un problema de salud pública mundial"

¿Qué es?

La obesidad es un exceso de grasa corporal valorada a través de indicadores indirectos de la grasa corporal. El que mejor correlación tiene en el niño es el índice de masa corporal (IMC).

Causas y tipos

La obesidad más frecuente es la exógeno o nutricional, causada por multitud de factores genéticos y ambientales. El acumulo del exceso de energía como tejido adiposo se debe a una inadecuada nutrición así como a una disminución del ejercicio. La obesidad asociada a síndromes genéticos o malformativos constituye una minoría.

Factores de riesgo

Obesidad de los padres.

Bajo peso al nacer y aumento rápido de peso durante los primeros meses.

Introducción precoz de alimentos distintos a la leche.

Estilo de vida sedentario.

Tipo de alimentación. Excesivo consumo de grasas y proteínas, productos de bollería, refrescos azucarados, unido a no desayunar y un escaso consumo de frutas, verduras y fibra.

Factores protectores

La lactancia materna prolongada actúa como factor protector ya que autorregula mejor la alimentación del niño.

Está claro que la actividad física moderada actúa como factor protector.

¿Qué hacer?

Lo principal es la prevención en la infancia, ya que los hábitos de salud se establecen en la infancia y es muy difícil modificarlos. Esta prevención debe ser tanto a nivel familiar, como a nivel escolar y social.

• Cambiar los hábitos alimentarios

Dieta equilibrada, empezando por un desayuno con aportes de fruta, lácteos y cereales en la proporción de energía necesaria para comenzar el día.

Evitar los alimentos como premio y evitar picar entre horas.

La bebida fundamental debe ser el agua, no provoca caries, no engorda, no quita el apetito y quita la sed.

Respecto a las grasas son una reserva de energía y son necesarias para asimilar algunas vitaminas, las grasas saturadas son las que influyen en el aumento del colesterol, por lo que hay que evitar bollerías, pasteles, alimentos precocinados y carne roja. Debemos aumentar el consumo de pescado, aceite de oliva y tomar los productos lácteos desnatados. Además tenemos que aumentar la ingesta de fibra que produce sensación de saciedad y disminuir el tamaño de las raciones.

Se deben realizar 3 comidas principales y 2 secundarias así como evitar ayunos prolongados.

Los padres deberán controlar los alimentos que compran así como el modo de prepararlos, siendo lo más aconsejado el horno y la plancha, evitando los fritos y rebozados. Además tenemos que respetar el apetito de los niños y no forzar la alimentación.

• Aumentar la actividad física

El ejercicio aumenta el gasto energético y aporta otros beneficios como el trabajo en equipo, la autodisciplina y las relaciones sociales.

Debemos disminuir el tiempo dedicado a ver la tele, ordenadores, videoconsolas y otras actividades sedentarias y aumentar las horas dedicadas a la actividad física y deporte.

   

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Econline Facebook

Tweets Econline

nuestrosblogs
livinglamodaloca
criticadelibros
nofunciona
remaycalla
fraudefiscal

galería fotográfica

Banner